En la articulación de la rodilla se unen tres huesos: el fémur, la tibia y la rótula. La rodilla es la articulación más grande y compleja del cuerpo humano y su estructura está diseñada para sostener el peso de nuestro cuerpo mientras se corre, camina o se está en pie, por lo que debe tener una gran estabilidad.

Una lesión en la rodilla puede afectar a cualquiera de los ligamentos, tendones o sacos llenos de líquido (bolsas sinoviales) que rodean la articulación de la rodilla, así como a los huesos, cartílagos y ligamentos que forman la articulación en sí.

Las lesiones y enfermedades degenerativas más comunes de la rodilla son:
• Lesión del ligamento cruzado anterior.
• Fracturas.
• Desgarro de menisco.
• Bursitis de la rodilla.
• Tendinitis rotuliana.
• Artrosis.

No todos las lesiones o enfermedades requieren entrar a pabellón. El primer paso siempre será la evaluación y de ser necesario, solicitar estudios complementarios para poder determinar el mejor y más adecuado tratamiento según el caso.

Las lesiones y enfermedades degenerativas

más comunes de la rodilla son:

Artrosis

Lesión del ligamento cruzado anterior.

Desgarro de menisco.

Tendinitis rotuliana.

Fracturas

Bursitis de la rodilla.